Archive | April, 2011

Mi vecino el asesino II

30 Apr

Vivir en edificio es algo que sigue siendo nuevo para mi. Si bien mis últimos 6 años de vida fueron en un edificio, que son casi proporcionales a mi vida con uso de conciencia, sigo sin entenderlo bien. Más que nada la cercanía vecinal y la noción de comunidad que tienden a desarrollar las personas dentro del mundo vertical es lo que me desconcierta.
Siempre esta la vecina metida que sin darte cuenta un día te toco el timbre para pedirte un destornillador y de golpe no la podes destornillar de tu living y una vecina insoportable, que por alguna razón desconocida, te declaro la guerra.
En mi edificio anterior tuve a la Sra. del 5to. Gallega. Insoportable. Se paso dos años gritándome me estas llenando de agua el balcón, cuando el 90% de mis plantas se mueren de deshidratación o son cactus. Después llegue a sospechar que en realidad no era solo eso, sino que cualquier tema hídrico que estuviese relacionado conmigo la desquiciaba. Un día se me prendió del timbre a las 12 de la noche para meterme un plomero porque decía que yo tenía algo tapado y le estaba inundando su cocina. Nada que ver, igual no se quedo tranquila hasta que la deje pasar.
Ahora el tema es otro. Pasamos un fantástico mes y medio en un edificio sin vecinos. El tema es así, el edificio es nuevo y nadie se animaba a mudarse si no había alguien mas. Nosotros ni lerdos ni perezosos nos mudamos y fue lo más. Lo más cercano a volver a una casa en tiempo!!
Pero ahora llegaron ellos. Los Garfunkel, o algo así. No entendí bien cuando se presentaron y ahora no da preguntarlo.  Primero míster Garfunkel se auto presentó proclamándose Doctor, doctor en no sé que, doctor en sí. Y automáticamente después de eso prendió su pipa. La cual creo que esta prendida hace 1 semana ininterrumpidamente. Yo creo que está buscando romper un record Guiness o un cáncer inminente.
Desde que la pipa se prendió no puedo llegar a mi piso sin pensar:
1) se incendio el dpto. con Dumas adentro
2) automáticamente después, que olor a caca de caballo que hay
Yo se míster Garfunkel que la pipa le da ese aire a “sabelotodo doctor en no sé qué” que está buscando. Pero ya lo descubrí!! Deja la puerta de entrada abierta para que su humo se impregne en todos nosotros!! Y eso está muy mal míster Garfunkell.
El olor es feo y hace estornudar al gato mister Garfunkel. Así que tenga cuidado, nuestros balcones están pegados y a mí me agarran brotes de incendiaria a veces.
Yo que usted, mister Garfunkel, la próxima cierro la ventana del living.

Nota de la escritora: Encontré este textito viejo. Después de un mes mister Garfunkell  y señora misteriosamente dejaron el edificio y volvimos a la feliz soledad. Hoy nos informaron que vienen vecino nuevos, ha de haber guerra?

Advertisements